La naturopatía es la ciencia que estudia las propiedades y las aplicaciones de elementos naturales (vegetales, agua, sol, tierra y aire) con la finalidad de mantener y/o recuperar la salud.

La naturopatía forma parte de la gran variedad de técnicas que se engloban bajo la denominación de medicina alternativa. Su objetivo es estimular la capacidad curativa innata del organismo y facilitar sus mecanismos de equilibrio para alcanzar un buen estado de salud, y promueve el principio de no hacer daño.

Se fundamenta en cambios en el estilo de vida y la nutrición. Se emplea una amplia variedad de productos naturales, técnicas y procedimientos, principalmente suplementos nutricionales, terapia herbal o quiromasajes.

 

La praxis de la naturopatía es ayudar al paciente a mantener un modo de vida natural en consonancia con las leyes naturales. El naturópata empleara los métodos apropiados para conservar o restablecer correctamente la salud, indicando la manera mediante la cual el hombre puede vivir en armonía manteniendo su equilibrio bioenergético, adaptándose a ellas y conseguir el beneficio indudable que se obtiene al adoptar un modo de vida “natural”.

 

 

Una de las raíces de la naturopatía se basa en los fundamentos establecidos por Hipócrates, compartiendo tanto su visión de la salud como de la enfermedad “primun non nocere” (primero no perjudicar), por lo que conlleva a la naturopatía la utilización razonada de los llamados métodos naturales de salud como forma menos agresiva de tratamiento de la enfermedad y sirva después en lograr alcanzar el equilibrio bioenergético (fuerza vital) o sea la salud de la persona.

La naturopatía es por tanto la profesión que agrupa las diferentes técnicas naturales conocidas como terapias naturales, terapias alternativas u holísticas, con la finalidad de mantener y/o recuperar la salud.